¿APNEA DEL SUEÑO Y CÁNCER DE PULMÓN?

¿APNEA DEL SUEÑO Y CÁNCER DE PULMÓN?

La relación entre la apnea del sueño y el cáncer de pulmón

Aunque el estudio se ha realizado en ratones, supone un gran avance a la hora de seguir investigando sobre las consecuencias de la apnea del sueño en la salud de hombres y mujeres, y su necesidad imperante de que este trastorno sea diagnosticado y tratado a tiempo. (LEER MÁS) Según la Asociación Española Contra el Cáncer, 23.119 hombres y 5.205 mujeres son diagnosticados de cáncer de pulmón en nuestro país cada año y se espera que esta enfermedad la padezcan más de 40.000 personas en 2035. De hecho es el tipo de cáncer más frecuente en el mundo y no, no solo el tabaco es uno de los detonantes de esta enfermedad. La apnea del sueño tiene, lamentablemente, algo que decir en este sentido.

Este síndrome de apnea obstructiva del sueño, una enfermedad crónica que ya afecta al 10% aproximadamente de la población adulta, podría ser otra de las tantas causantes de esta enfermedad. Según una investigación publicada en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine sobre los posibles efectos de esta apnea en el cáncer y liderada por investigadores del CIBERES pertenecientes a los grupos de Ramon Farré (Universidad de Barcelona) y de Josep María Montserrat (Universidad de Barcelona i Hospital Clínico de Barcelona), han basado su estudio en la respuesta inmunitaria a la hipoxia intermitente en los macrófagos asociados al tumor y en los linfocitos reguladores.

El diagnóstico y el tratamiento de la apnea del sueño son fundamentales

No es la primera vez que se estudia la hipoxia intermitente, la consecuencia más directa de la apnea del sueño, pero sí asociada a esta enfermedad. Dicha investigación se ha realizado en ratones jóvenes lo que equivale a adolescentes en humanos y también a ratos viejos y equivalentes a pacientes de más de 65 años. Entre los resultados se muestra cómo la falta de oxígeno durante el sueño, también conocida como hipoxia, acelera el crecimiento tumoral solo en los más jóvenes.

En esta investigación es importante remarcar la importancia de la investigación con animales con una edad equivalente a la de los pacientes con enfermedades crónicas respiratorias como es el caso de la apnea obstructiva del sueño. El objetivo ya no es solo dar con diagnósticos más veraces sobre la apnea del sueño y el cáncer de pulmón sino el contribuir al desarrollo de medicina personalizada. El tratamiento de la apnea del sueño es de momento uno de los mejores efectivos contra esta enfermedad.

Para dicho estudio también han participado expertos del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), el Hospital Universitario y Politécnico la Fe (Valencia), Hospital Virgen de Valme (Sevilla) y la Universidad de Chicago (Estados Unidos), entre otras instituciones. Y es que está claro que durante la apnea del sueño, no solo el cerebro o el corazón sufren, sino también otras partes vitales de nuestro organismo como el pulmón cuyas consecuencias en él pueden llegar a ser fatales.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *