Cómo superar el jet lag

Airsense10 Airview 3 Meses

Cómo superar el jet lag

Jet lag, el mal del viajero moderno

Quizás este verano has sufrido el famoso jet lag, se trata de un trastorno temporal del sueño que comúnmente afecta a los viajeros que cruzan más de tres zonas horarias. El jet lag provoca una descoordinación en nuestro estado físico y mental que podemos tardar en superar incluso hasta varios días, ¿cómo hacer frente al jet lag? (LEER MÁS)

Qué duda cabe que cuando realizamos un viaje de largo recorrido en avión, nuestro ciclo de sueño se altera. No dormimos las horas que estamos acostumbrados y tampoco en el mismo espacio que lo hacemos cada noche. Entonces es cuando aparece el jet lag. Y es que, nuestro cuerpo sabe exactamente cuándo necesita comer o descansar, sin embargo al cruzar diferentes zonas horarias nuestro ritmo circadiano se altera, nuestro cuerpo se confunde y empezamos a confundir los espacios temporales donde llevar a cabo estas funciones básicas.  Las consecuencias del jet lag no tardan en aparecer: estamos más cansados, más irritables, con dolor de cabeza, malestar en el estómago e incluso náuseas y problemas para ir al baño. Por ello es aconsejable saber cómo superar el jet lag y ajustar el reloj interno sobre la marcha. Te ayudará sobre todo a dormir mejor, ¡toma nota!

Sacrifica las siestas. Como mínimos los dos días antes de salir de viaje en avión y sabiendo que te esperan largas horas en avión o en diferentes aviones, no hagas siestas. Tampoco duermas más de las 7 u 8 horas necesarias. Intenta no tener tu cuerpo demasiado descansado y así poder conciliar el sueño más fácilmente en el avión.

Prepara tu sueño antes de volar. Igual que no vas a esperar hasta última hora para hacer tu (gran) maleta prepara también tu sueño a las variaciones que le esperan en la medida de lo posible. ¿Cómo? Cambia los horarios de las cenas y que la hora de irte a la cama sea más parecido a los nuevos horarios que vas a tener en el avión. Es decir, retrasa de 30 a 45 minutos la hora de irte a la cama durante varias noches antes de volar.

La importancia del reloj. El sueño tiene un componente psicológico importante por eso es recomendable que cuando salgas y sepas que estas cruzando nuevas líneas horarias, cambia la hora de tu reloj y tus dispositivos electrónicos. Si ves que ya es hora de dormir según el nuevo horario, hazle caso a tu reloj. Un antifaz y pastillas con melatonina (son naturales, no causan adicción) te ayudará a conciliar el sueño.

Buena alimentación. No optes por comida basura o comida muy pesada durante el vuelo y durante los transbordos. Éstas pueden incluso ponértelo más difícil a la hora de conciliar el sueño. Mantente también siempre bien hidratado ya que la deshidratación, según diferentes estudios, empeora aún más los síntomas del jet lag. Recuerda: agua y mucha, siempre a mano.

Un día por zona. Está comprobado que el cuerpo humano necesita un día por cada zona horaria para acostumbrarse a los cambios. Tenlo en cuenta, descansa bien por las noches al llegar a tu destino pero si estás algo cansado es normal. ¿Sabías que de

Londres a Nueva York, por ejemplo, pasarán incluso 5 días hasta que tu cuerpo recupere su “normalidad”?

El este es peor. No puedes hacer nada al respecto, ya que el trayecto del avión es el que es pero si tu vuelo vuela hacia el este, tu jet lag será peor y más duradero que viajar hacia el oeste. Debes saberlo para tu posterior descanso.

Caminar es bueno. No vale llegar a tu nuevo destino y no salir del hotel durante días como excusa por el jet lag, debes cambiar y aprovechar los beneficios de la luz natural ya que ésta te ayudará a adaptarte más rápidamente al nuevo reloj interno.

Share this post