Los peligros de la apnea del sueño en la tercera edad

Los peligros de la apnea del sueño en la tercera edad

El síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño (SAHS) consiste en que los músculos que controlan la lengua y el paladar blando manteniendo la vía respiratoria abierta se relajan y se estrechan causando ronquidos y dificultades para respirar. La apnea del sueño es peligrosa y sus consecuencias se agravan en la tercera edad. El Área del Sueño de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha publicado un elaborado estudio que concluye que la apnea del sueño aumenta el riesgo cardiovascular en mayores. La apnea del sueño (SAHS) o síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño (SAHS) es una enfermedad que obstruye las vías respiratorias superiores durante 10 segundos o más, impidiendo que el oxígeno lleguecorrectamente a la sangre. A medio y largo plazo, la apnea del sueño conlleva insomnio y cansancio crónico e interfiere en la actividad diaria normal. Además,existen estudios que ponen de relevancia los problemas de esta enfermedad en personas de la tercera edad ya que puedendesarrollar otras enfermedades como hipertensión, insuficiencia cardiaca, ictus y cardiopatía isquémica. Los investigadores del Área del Sueño de la SEPAR ahondaron en el estudio del factor de riesgo cardiovascular en personas ancianas, causadas por la apnea del sueño.El estudio consistió en probar una terapiacon una CPAP (una máquina que proporciona aire de forma continuada a la vía respiratoria superior a través de una mascarilla mientras la persona duerme) y ver los resultados. Analizaron a 939 personas mayores de 65 años con apnea del sueño entre 1998 y 2007. El resultado fue revelador ya que los pacientes con apnea del sueño severa que no fueron tratados con CPAP llegaron a unas tasas de mortalidad cardiovascular 2,25 superiores a los que seguían su terapia para la apnea. El estudio publicado en el American Journal of Respiratory and CriticalCare Medicine, concluye que la SAHS no tratada con CPAP en ancianos se asocia con muerte cardiovascular, y el tratamiento CPAP adecuado puede reducir este riesgo. Por tanto, es muy importante detectar la apnea del sueño en la tercera edad.Si una persona mayor ronca, jadea o resopla fuerte puede sufrir esta enfermedad. Entonces hay que hacerle una prueba para detectarla y poder prescribirle la terapia con la CPAP. La Presión de Aire Positiva y Continua nasal (CPAP) es una terapia con aire continua sin medicamentosni  cirugía pero ofrece un tratamiento eficaz. La mayoría de los médicos a nivel mundial lo prescriben y son muchas las personas que la siguen ya que les alivia su SAHS.

Share this post